Un sitio web dinámico es aquel en el que las páginas se generan dinámicamente mediante peticiones al servidor.

En términos más simples, la información está almacenada no en la página misma, sino en una base de datos. Cuando el usuario hace clic en determinada página, el contenido se extrae de la base de datos, generando automáticamente la página solicitada.

Todo sitio auto-administrable, debe ser necesariamente dinámico.

Para modificar una página, el administrador accede a un "back-office" o sección de administración, donde desde una sencilla interfaz puede visualizar la página y editarla, de forma similar a cómo se administra un perfil de Facebook u otras redes sociales.

De esta forma el administrador puede crear nuevas páginas, modificar las existentes, incluir nuevas opciones en los menús, eliminar u ocultar contenidos, y en general, todas las tareas que hacen al mantenimiento cotidiano de un sitio web.

Un sitio dinámico es, entonces, lo ideal si tenemos contenidos que varían con frecuencia, o queremos publicar actualizaciones periódicas